Hacia una Venezuela libre

Tarde, pero al fin, Latinoamérica y el mundo comienzan a reconocer la ilegitimidad del gobierno de Venezuela y a llamar por su nombre a la pantomima que se escuda en elecciones fraudulentas, para fingir democracia y constitucionalidad. (Oiga mire que: Nuestra receta criolla)
maria fernanda cabal
Mucho había tardado la comunidad internacional en manifestarse de un modo contundente ante el indecente y sanguinario régimen, pero empezó la cuenta regresiva que determinará el futuro de Venezuela y, de paso, también el de Colombia.
Los gobiernos que integran el Grupo de Lima -incluido Colombia-, han acordado desconocer el nuevo periodo presidencial de Nicolás Maduro, que inicia el próximo 10 de enero; han declarado que habrá rompimiento total de las relaciones con Venezuela, considerando que el proceso electoral del pasado 20 de mayo no cumplió con los estándares mínimos de la democracia y han ratificado su pleno respaldo a la Asamblea Nacional, como órgano constitucional -ése sí- electo democráticamente.
Maria Corina Machado aplaudió la declaración del conglomerado de cancilleres y llamó a las Fuerzas Armadas venezolanas a sumarse a la línea trazada por la comunidad internacional. También se unió el Secretario General de la OEA, quien pidió a la Asamblea Nacional, como único organismo que reconocen como legítimo en el país, asumir el poder ejecutivo.
En todo este escenario de rechazo apareció  el recién electo presidente Andrés Manuel López Obrador, quien a diferencia del resto de países, aisló a México de esta manifestación contra el régimen de Maduro, apoyando tácitamente el hambre, la miseria y al fin de cuentas, el genocidio del dictador.
Pero las cargas se equilibran, teniendo en cuenta que la investidura de Jair Bolsonaro en Brasil, es vista por el equipo de gobierno de Trump como una gran posibilidad de coordinación entre los países de la región, para aislar al régimen venezolano.
Llena entonces de esperanza a los verdaderos demócratas del mundo, que el peso de los hechos sea superior al desgastado y falaz discurso socialista, que insiste en “luchar por el pueblo” cuando éste mismo lo aborrece por condenarlo a la migración, el hambre, la miseria, la injusticia y la represión.
Que Dios nos regale en este 2019 una Venezuela libre, de la mano de una heroína como Maria Corina Machado.
Fuente: María Fernanda Cabal.
7 de enero de 2019.
Recuperado de https://mariafernandacabal.co
Anuncios

Deja un comentario