Dictadura venezolana deja morir a sus presos políticos

violencia venezuela

El opositor al régimen, Rosmit Mantilla, tenía programada una delicada operación para el lunes 31 de octubre.

Cuando ya se disponía a entrar a cirugía, Mantilla fue detenido por agentes del Sebin y trasladado a una celda de castigo. Así, la dictadura pone en peligro la vida de los demócratas en Venezuela.

Al respecto, Erika Guevara- Rosas, directora para las Américas devAmnistía Internacional, declaró que “parece que las autoridades venezolanas están jugando al muy peligroso juego de detener a cualquiera que se exprese en contra del deterioro de la ya precaria situación de los derechos humanos en el país. ¿Alguien como Rosmit tiene que verse al borde de la muerte antes de que dejen de castigar a quienes expresan sus ideas?

Rosmit jamás debió haber sido puesto en prisión en primer lugar. Impedir que acceda a la atención médica que necesita urgentemente es un agravante a tanta injusticia. Cuesta creer que todo esto tenga lugar mientras los ojos del mundo están posados sobre Venezuela. Si las autoridades no actúan a tiempo se habrán manchado de sangre”.

6 de noviembre de 2016.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s