Defensoría se opone al pacto entre FARC y Santos que saca a los colombianos de la aprobación de los acuerdos

Santos timochenko

La defensoría del pueblo advirtió que, además de la seguridad jurídica, es necesario que los colombianos sean quienes tengan a última palabra en los acuerdos de La Habana, contrario a los planteamientos de las FARC y Santos.

El 12 de mayo se anunció en La Habana que lo que se acuerde quedará por encima del constitución colombiana y no se podrá modificar.

La entidad pidió que esta decisión “no sustituya ni reste efectos jurídicos a la decisión popular que tomará la ciudadanía colombiana al momento de acudir a un mecanismo democrático de refrendación”.

También “considera que es inviable garantizar la solidez jurídica de los acuerdos de paz por un lado, mientras por el otro es confusa e incierta su legitimación democrática. El Gobierno Nacional debe asegurar que ni la refrendación popular, ni los procesos institucionales del Congreso de la República y la Corte Constitucional, sean desconocidos para asegurar jurídicamente el Acuerdo Final”.

15 de mayo de 2016.

Un comentario

  1. Es pertinente el plebiscito, solo cuando se tenga conocimiento por parte del soberano de lo planteado y acordado

Deja un comentario