Siguen castigos para el que filtre la verdad

h

Para continuar con el proceso de paz, Santos ha tenido que ocultar los crímenes de las Farc.

La semana pasada el gobierno aseguró que una avioneta y un helicóptero del ejército se habían accidentado. Hay varios testigos que dicen que no fue un accidente, las dos aeronaves fueron derribadas desde tierra.

Esta versión se fortaleció con la publicación de un video en el que un uniformado decía que una de las aeronaves fue impactada por debajo con tatucos.

Aunque la policía reconoció que el audio era real, negó que así hubiera sucedido.

Días después el ministro de defensa destituyó a quienes filtraron las imágenes.

Anuncios

Deja un comentario