Ni a aprender, ni a improvisar…

Resultado de imagen para miguel uribe

Una de las principales cualidades del candidato a la Alcaldía de Bogotá, Miguel Uribe, es que es frentero. No le huye a los problemas. No le huye a sus contradictores. No le huye a los foros, a los coloquios, ni a las plazas. Miguel Uribe ha asistido a todos los debates de los candidatos a la Alcaldía de Bogotá y en cada uno, con sencillez, pero con firmeza, ha defendido su trayectoria, sus metas y su programa de gobierno para cuando llegue a ser alcalde. A sus innegables virtudes de inteligencia, integridad e intachabilidad hay que agregarle la de transparente.

El propósito de este artículo no es descalificar a los contendores de Miguel Uribe, sino poner en evidencia las razones por las que este joven bogotano, que no llegaría a aprender ni a improvisar, sería de lejos la mejor opción para ser el próximo burgomaestre. No puedo ocultar que, sobre Claudia López, aun reconociendo sus múltiples cualidades, preocupa que más de la mitad de su equipo provenga del Polo y de Colombia Humana, dos de las agrupaciones que más daño le han hecho a la ciudad. Que la izquierda regrese a la Alcaldía sería un error fatal. Mario Hernández, en su columna en Portafolio, afirma: “Una evaluación simple de los gobiernos de Garzón, Moreno y Petro no resiste mucho y en el neto el gran perdedor fue la ciudad, con los ejemplos de desidia en el manejo de los asuntos, parálisis en los proyectos, corrupción extrema y polarización y aislamiento como forma de gobierno”.

Los bogotanos podemos tener la certeza de que Miguel Uribe va a continuar con las cerca de 2.400 obras que Enrique Peñalosa le está dejando a la ciudad. Según las palabras de Miguel: “¿Sabe qué? Yo soy el candidato que va a terminar lo que se comenzó, a avanzar sobre lo construido, porque a diferencia de otros candidatos, tengo experiencia en Bogotá y conozco la ciudad”. No albergo la menor duda de que Miguel Uribe va a terminar la ALO en todos sus tramos y va a seguir la enorme tarea de fortalecer a Capital Salud. Andrés Hurtado García, en su columna en El Tiempo del 24 de septiembre pasado, afirma: “¿Nada que ver? Soy uno de los muchos que creemos que, a pesar de sus falencias, la Alcaldía de Peñalosa ha dado excelentes resultados. José Manuel Acevedo nos recuerda los 62 colegios, los 13 jardines infantiles, las 150 canchas sintéticas y los 1.440 parques que son obra de esta Alcaldía. Las personas de bajos recursos agradecerán hasta el infinito los preciosos colegios que la Alcaldía construyó en Bosa. Algunos politiqueros, con extrañas intenciones, niegan las evidencias”.

Apostilla 1. En relación con una reciente columna del energúmeno crítico de cine, me viene en mente la respuesta del sabio cuando le preguntaron: “¿Maestro, cuál es el secreto de la felicidad?”. “No discutir con pendejos”. “Yo no creo que esa sea la clave de la felicidad, maestro”, insistió el inoportuno. “Tienes razón”, replicó el maestro.

Apostilla 2. Se calcula que en casi siete años Wilman Muñoz, de la Universidad Distrital, usó de manera indebida cerca de $ 11.000 millones del Instituto de Extensión de la Universidad (Idexud), que estaban destinados a pagos de convenios estudiantiles. Uno se pregunta si los energúmenos estudiantes de la Distrital, en lugar de destruir los bienes públicos, ¿no le deberían reclamar a Gustavo Petro, quien fue el que nombró y posesionó a Wilman Muñoz?

Fuente: Mauricio Botero C. Periódico Debate. (7 de octubre de 2019).
Ni a aprender, ni a improvisar…
Recuperado de http://www.periodicodebate.com/

Anuncios

Deja un comentario