Caterine Ibargüen la mejor atleta del mundo del 2018

Caterine Ibargüen fue elegida como la mejor atleta del 2018 por la Federación Internacional de Atletismo (Iaaf), este martes en Mónaco. (Oiga mire que: Video: Terrible agresión de hinchas de River al bus de Boca)

593422_1.jpg

Ibargüen superó a la belga Nafissatou Thiam, campeona de Europa de heptatlon -disciplina en la que termina el año invicta– y notable saltadora de altura.

Las otras finalistas fueron la británica Dina Asher-Smith, campeona de Europa y líder mundial del año en 100, 200 y 4×100; la keniana Beatrice Chepkoech, que batió por ocho segundos el récord mundial de 3.000 m obstáculos con 8:44.32.

La colombiana experimentó en este 2018 un nuevo impulso hacia la hegemonía del atletismo mundial.

Por quinta vez el nombre de la multisaltadora antioqueña figuró entre las finalistas del trofeo a la Mejor Atleta Mundial del Año.

Fue aspirante en 2013, 2014, 2015 y 2016, y regresó ahora a la puja después de su ausencia en 2017.

Nacida en el barrio obrero de Apartadó, Caterine tuvo “una pobreza feliz”, según sus palabras, y soñó con ser bailarina hasta que su físico poderoso le permitió sobresalir en deportes como el voleibol antes de recalar en el atletismo.

Ibargüen pasó inadvertida en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 no se clasificó para los de Pekín 2008 y amagó con dejar el atletismo con sólo 24 años.

Se graduó de enfermera en la Universidad Metropolitana de Puerto Rico, y allí, en 2008, fue recapturada para el atletismo por el entrenador cubano Ubaldo Duany, que la convirtió en la mejor saltadora de triple del universo y continúa rigiendo sus pasos.

Un salto de triple de 15,17 metros le dio el oro olímpico en Río 2016, cuatro años después de haber ganado la presea de plata en los de Londres.

Caterine encadenó 33 victorias consecutivas en alta competición. Ganó la liga de Diamante de la especialidad de triple en 2013, 2014 y 2015, los títulos mundiales de Moscú 2013 y Pekín 2015, y alcanzó su actual récord personal (15,31) el 8 de julio de 2014 en Mónaco.

Solo perdió en Birmingham, el 5 de junio de 2016, otra vez ante la kazaja Olga Rypakova, la misma que le había privado del oro en Londres 2012.

Caterine, amante del vallenato, tiene un tipo privilegiado, por su combinación de potencia y agilidad, para los saltos: 70 kilos y 1,81 metros de estatura.

Ahora, en plena madurez con 33 años, la colombiana vuelve a llamar a las puertas de la gloria.

El atletismo latinoamericano solo había sido distinguido una vez con el trofeo que reconoce la máxima excelencia mundial del año.

Han transcurrido 29 años desde que la ochocentista cubana Ana Fidelia Quirot recibió en 1989 el premio en compañía del vallista estadounidense Roger Kingdom, en la segunda edición de los premios.

Fuente: El Tiempo. (4 de diciembre de 2018).
¡Sensacional!: Caterine Ibargüen, la mejor atleta del mundo del 2018
Recuperado de https://www.eltiempo.com/

Anuncios

Deja un comentario