imagen Estados Unidos pide a Venezuela suspender las elecciones

mike pence

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence pidió a la dictadura de Venezuela suspender las elecciones.

Con relación a las elecciones ilegitimas que el dictador venenzolano, Nicolás Maduro quiere realizar.

Mike Pence dijo ante la OEA el siguiente discurso magistral:

“el presidente Donald Trump lo ha dejado claro, Estados Unidos no se quedará mirando mientras Venezuela se derrumba. Decimos al régimen de Maduro ha llegado el momento de abrir a Venezuela a la ayuda internacional. Cada día que no lo hace es otro día que personas inocentes mueren. Las llamadas elecciones en Venezuela, programadas para el 20 de mayo, no serán más que un fraude y una farsa. El régimen de Maduro ya ha apilado las cortes venezolanas y el Consejo Electoral con sus compinches. Están prohibidas las fiestas principales. Le prohibió a los líderes de la oposición postularse para un cargo, y reprimió a la prensa libre, y encarceló a sus enemigos políticos, incluyendo más de 12.000 detenciones motivadas por motivos políticos.E l mismo día de las elecciones, el régimen de Maduro ya ha dado todos los indicios de que recurrirá a su libro de jugadas autoritario estándar: manipular los datos de votación, cambiar los colegios electorales en el último minuto posible y participar en una intimidación generalizada e incluso violencia. En resumen, no habrá elecciones reales en Venezuela el 20 de mayo y el mundo lo sabe. Será una elección falsa, con un resultado falso. Maduro y sus acólitos ya han asegurado que su reinado de corrupción, crimen, narcotráfico y terror continuará. Y es por eso que hoy llamamos a Maduro y al régimen a suspender esta elección falsa. Celebrar elecciones reales. Dar al pueblo de Venezuela opciones reales porque el pueblo venezolano merece vivir una vez más en democracia. Cada día, Venezuela se vuelve aún más un estado fallido. Y hacemos bien en recordar, que los estados fallidos no conocen fronteras».

Además, expresó:

“el colapso de Venezuela ya está afectando a las economías de la región. Está propagando enfermedades infecciosas que una vez fueron erradicadas en nuestro hemisferio. Le está dando a los narcotraficantes y las organizaciones criminales transnacionales nuevas oportunidades para poner en peligro a nuestra gente. Y a medida que Venezuela continúe colapsándose, las consecuencias se extenderán por todo el hemisferio, afectando a todos nuestros países. Estados Unidos no va a quedarse de brazos cruzados mientras Venezuela se derrumba. Ya hemos impuesto sanciones financieras estrictas a más de 50 funcionarios venezolanos actuales y anteriores, y cortamos el llamado Petro del sistema financiero de los Estados Unidos. Estados Unidos designó a tres venezolanos con vínculos directos con el régimen de Maduro como líderes de narcóticos. Hemos congelado sus activos, bloqueado su acceso a nuestra nación, por lo que ya no pueden envenenar a nuestra gente con sus drogas mortales. Estados Unidos también está proporcionando $ 2.5 millones de dólares para ayudar a satisfacer las necesidades de los venezolanos vulnerables que ahora viven en Colombia. Y el mes pasado, en Lima, anunció que su país dedicará casi $ 16 millones de dólares en toda la región para apoyar a los venezolanos que han huido de la tiranía de su tierra natal».

Por último añadió:

«Estados Unidos, junto con muchos de los países presentes están listos para hacer mucho más para apoyar directamente al pueblo venezolano. Pero una vez más, como en el caso de la democracia, cuando se trata de ayuda humanitaria para el pueblo sufrido de Venezuela, un hombre se interpone en el camino.

Durante meses, Nicolás Maduro se ha negado a permitir la asistencia humanitaria en Venezuela. De hecho, afirma que no hay crisis humanitaria, incluso cuando su país se derrumba en la pobreza a su alrededor. Envió un mensaje de advertencia a Nicolás Maduro y todo su régimen, en el que señaló que ha llegado el momento de abrir a Venezuela a la ayuda internacional, y hay que hacerlo ahora. Todos los días que pasa sin abrir el espacio para la ayuda, es otro día que la gente inocente muere de hambre y huyen en busca de una vida mejor».

Sobre las sanciones impuestas a Venezuela afirmó:

“pero todos estos pasos no son suficientes. Creemos que es hora de hacer más, mucho más. Cada nación libre reunida aquí debe tomar medidas más enérgicas para ponerse de pie con el pueblo venezolano y hacer frente a sus opresores. En nombre del presidente Trump y el pueblo de los Estados Unidos, hizo un llamado a todos los países vecinos amantes de la libertad en este hemisferio para que tomen tres acciones concretas:

1. Impedir de inmediato que los líderes corruptos de Venezuela laven dinero a través de sus sistemas financieros.

2. En segundo lugar, promulgar restricciones a las visas que impiden que los líderes de Venezuela ingresen a sus naciones.

3. Y, por último, un llamado a todas las naciones amantes de la libertad en todo el hemisferio para que responsabilicen a Maduro por la destrucción de la democracia en Venezuela.

Este liderazgo, ejemplificado por el secretario general y por muchos de los líderes presentes este lunes, es esencial para lograr el objetivo de restaurar la democracia para la gente buena de Venezuela, y lo alentamos, con gran respeto, a considerar estas acciones y a hacerlas con rapidez (…) los pueblos de las Américas tienen derecho a la democracia … y sus gobiernos tienen la obligación de promover y defender la democracia”. Por lo que en nombre de los Estados Unidos urgió mantener el compromiso de larga data con la democracia y la libertad, hizo el llamado a los miembros de la OEA a suspender a Venezuela de la Organización de Estados Americanos. Esta es una institución dedicada a la democracia. El pueblo de Venezuela merece democracia. Se merecen que esta institución, todos sus vecinos, cumplan con la palabra que se le dio a otros hace unos 70 años. La gente de Venezuela merece recuperar su libertad. Y tengamos fe, fe en que, a medida que atravesamos este camino, nunca vayamos solos. La verdad es que la libertad no es solo nuestra causa. Realmente creo con todo mi corazón, como dice la Biblia, “donde está el espíritu del Señor, allí está la libertad. Entonces, cuando luchamos por la libertad, hacemos suya la causa que tenemos en esta Tierra. Y con la valentía de nuestros ciudadanos, con la convicción de nuestros líderes, con el fuerte liderazgo del presidente Donald Trump, y la asociación representada aquí en la OEA, y con la ayuda de Dios, sé que este Nuevo Mundo algún día pronto llegará a ser total y definitivamente el hemisferio de libertad que siempre estuvo destinado a ser. Así que gracias. Dios los bendiga. Dios bendiga a todas las naciones representadas aquí. Y Dios bendiga a los Estados Unidos de América”

9 de mayo de 2018.

Deja un comentario