5 propuestas de Álvaro Uribe para una paz estable y duradera

Durante la campaña por el No referimos siempre a las 297 páginas de La Habana. Se expresaron desacuerdos con muchos temas, entre otros:

La impunidad total a los mayores responsables de delitos atroces, que se convierte en mal ejemplo, creador de nuevas violencias, además de generar incertidumbre jurídica futura. Insistimos en la reclusión efectiva, pena privativa de la libertad, entre 5 y 8 años, no obstante que sea en sitios alternativos como granjas agrícolas.

El narcotráfico, en las circunstancias de Colombia, no debe ser calificado como delito político.

Los privilegios al partido de las FARC y la elegibilidad de responsables de delitos atroces. De no excluirse, debería meditarse en el efecto sobre quienes no gozan de derechos políticos como condenados por proceso 8 mil y parapolítica, los paramilitares, aquellos que han perdido investiduras de representación y los 140 mil presos.

Preocupa que todo premio a la violencia se traduzca en más violencia.

Hicimos múltiples observaciones al Tribunal Transicional, que entre sus facultades exhorbitantes tiene aquella de definir qué conductas son delitos. Estamos de acuerdo con el Fiscal General de aplicar la Ley de Justicia, Paz y Reparación. O proponemos crear en la Corte Suprema la Sala Transicional y la doble instancia, retroactiva por cierto.

En la campaña nos referimos a las víctimas, a los niños y demás secuestrados, a la familia, al respeto a la mujer, a tantos otros temas sobre los cuales propusimos alternativas.

La pequeña diferencia del No tiene el mérito de haber sido contra una enorme desventaja. Reiteramos urgencia y paciencia para el inmediato futuro.

Urgencia para no agregar motivos de violencia a la criminalidad que gira sobre las 200 mil hectáreas de coca, el ELN, disidentes de las FARC, bandas criminales, microtráfico, drogadicción e inseguridad urbana.

Que a los integrantes de las FARC se de protección efectiva a condición de la suspensión de todos los delitos, narcotráfico y extorsión incluidos. La ley podría conceder una amnistía, sin desmovilización total inmediata, a guerrilleros rasos, no incursos en delitos de lesa humanidad. Y para garantizar sus ingresos se podría contratar con ellos que empiecen la destrucción remunerada de la droga.

Es urgente el trámite en el Congreso de una norma de alivio judicial para nuestros soldados y policías, el Centro Democrático ha presentado varios proyectos, alivio sin impunidad y sin igualarlos a las FARC.

Contrario al ultimátum que aplazó las bombas para el primero de Noviembre, creemos que se necesita paciencia para discutir tantos motivos de preocupación.

Me permito recordar estas propuestas, que hacen parte de muchas:

  1. Se debe privilegiar la erradicación manual de drogas ilícitas, sin que el Gobierno pierda la facultad de fumigar cuando lo estime conveniente, siempre con el cuidado de no hacer daño al ser humano, a los animales ni a otros recursos naturales.
  2. Los acuerdos no deben afectar propietarios o poseedores honestos, cuya buena fe debe dar presunción, no desvirtuable, de ausencia de culpa. El apoyo al campesino no implica desconocer la necesidad de la empresa agropecuaria transparente.
  3. Los compromisos con las FARC deben cumplirse dentro de las posibilidades fiscales y financieras del país; esto es, sin afectar la regla fiscal, la confianza de inversión del sector privado, la competitividad, los programas sociales como educación universal y de calidad, sin afectar la capacidad adquisitiva de los ciudadanos.
  4. Los compromisos con las FARC no pueden limitar la descentralización ni la obligación de alcaldes y gobernadores de atender con equidad las necesidades de todos los ciudadanos.
  5. Las consultas a comunidades podrán ser limitadas en el tiempo por decretos reglamentarios del Gobierno, a fin de que no entorpezcan el desarrollo equilibrado de la Nación.

4 comentarios

  1. TODO ESTA MUY BIEN PERO PARA SANTOS Y LAS FARC…ES UN ABUSO Y AHORA QUIEREN HACER CREER Q LOS Q VOTAMOS NO…..NO QUEREMOAS LA PAZ Y NOS SEÑALAN DE VANDIDOS…..PARA SANTOS LAS FARC AHORA SON VICTIMAS…..que putas tiene santos con las farc

    Me gusta

  2. Aún no me convence, Adri. La penalidad (de 5 a 8 años y aún con la posibilidad de ser en colonia agrícola) es risible, jocosa. Los crímenes cometidos por las FARC en esos años todos (medio siglo), si enumerados y calificados, sumarían más de 500 años, con toda seguridad.
    Concuerdo con una reducción de la penalidad apenas como manera de “premiar” el acuerdo de paz, pero no en esos niveles (que son insignificantes).
    En fin, no estoy allá y no participo de esas negociaciones, por lo que me es imposible analizar sin total conocimiento de causa. Pero, en todo caso, ya es un camino diverso al que se venía recorriendo.
    Otro punto básico e in-negociable es el acceso a cargos políticos públicos. Para ésto, tendría que haber un “periodo de carencia” – a fin de identificar si realmente los que intentan se habilitar a esos cargos son merecedores de confianza. Esa “carencia” tendría que ser de, por lo menos, 5 años sin posibilidad de ocupar cargos públicos de cualquier naturaleza. Seria algo como un “periodo de prueba de comportamiento” o algo semejante (no se como se dice eso en español).

    Me gusta

  3. CAMBIO DE GARANTES Y ELIMINAR COMISION + EXTRADICIÓN + CÁRCEL + EXTINCIÓN DE DOMINIO GENERAL, FUERO MILITAR.INCLUIR A LOS DEMAS GRUPOS ELENOS Y BANDAS CRIMINALES Y TODO QUEDARÁ EN PAZ TOTAL ESTABLE Y DURADERA

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s