Carta a Julio Sánchez Cristo

Usted es el periodista al que paran más bolas en el Gobierno y en los organismos estatales. Se puede permitir el lujo de hacer lo que le venga en gana, puesto que el millón de oyentes es suyo, no de la emisora; de ahí su enorme poder. Y encima es íntimo del Presidente, un político obsesionado por el qué dirán los medios. Pero no pretendo hablar de usted.

Columna de Salud Hernández-Mora publicada en el diario El Tiempo el 10 de julio de 2016.

Verá, hay tres personas secuestradas y una desaparecida, pero solo las buscan sus familias. El Gobierno y las ‘ías’ las ignoran, y de pronto usted puede hacer que se tomen el mismo interés con ellos que conmigo. Haga como si fuese una petición a Soluciones W. A veces despiertan mayor interés una mascota extraviada o un computador dejado en un taxi que unas personas.

Algunas cosas que usted lograría que se hiciesen, solo con comentarlo, son muy sencillas: imagine que la Fiscalía aún no ha solicitado a Claro el reporte de las llamadas que Henry Pérez hizo y recibió en su celular el día que se lo llevó la guerrilla. El Ejército se presentó una única vez en la finca donde desapareció, cerca de La Gabarra, en el Catatumbo, para ver si lo hallaba, y hasta ahí llegó la investigación.

Henry, soltero, es un líder comunitario muy apreciado, pero allá reinan el ELN, las FARC y la ley del silencio; la recompensa de 20 millones (Henry vale poco, por mi libertad ofrecían 100 millones) no anima a romperla.

El pasado primero de mayo, el ELN emitió un comunicado en el que aseguraba que no tenían “a Henry Pérez ni a Melissa Trillos”. Cinco días más tarde Melissa escapaba de las garras del ELN por la presión del Ejército y con la ayuda de uno de sus secuestradores guerrilleros. Mejor dicho, como para creerles.

Leidy, hermana de Henry, que se dedica en cuerpo y alma a buscarlo, distribuyó ella misma mil pasquines por varios pueblos con la oferta de la recompensa. Igualito que en mi caso.

Le aseguro que bastaría con que usted advierta al ministro Cristo que preguntará por Henry a cada tanto para que se pongan las pilas.

De paso, inquiera por el médico Édgar Torres, secuestrado por el ELN en el 2014. El otro día me dijeron en Chocó que las autoridades no averiguan por su paradero desde hace más de dos años. Conocí unos datos nuevos que, si se decidiera usted a ayudar a su familia, se los pasaría encantada. En mis manos son inservibles, llevo tiempo denunciando ese secuestro y ni media bola me paran.

La misma indiferencia sienten los hijos del guajiro Octavio Figueroa, raptado en área de control absoluto del ELN. Podría usted, Julio, hablar con el director de la Policía a ver si se atreve a admitir lo nada que están haciendo. Ni siquiera investigan algo tan nimio como si son secuestradores los que llaman exigiendo plata o solo estafadores.

Y en las selvas del Chocó sigue pudriéndose Odín Sánchez, ya pasaron tres meses desde que se canjeó por su hermano. El ELN pide tal salvajada de plata que su familia no podrá juntarla. Recuerde, Julio, que para rastrear mi rastro el Presidente envió 800 militares y policías, varios helicópteros y el avión fantasma.

Si usted entrevistara a la cúpula militar y policial, tendrían que confesar que para rescatar a Sánchez no ordenaron salir ni a cincuenta. Le apuesto que así solo fuese por pena con usted, movilizarían aeronaves y tropa para presionar a sus captores y al menos rebajarían la cifra.

Es triste, Julio, que importe cinco el secuestro de personas que no pertenecen, como usted y yo, al vergonzoso club de los elegidos.

Anuncios

9 comentarios

  1. Esa es la triste realidad de muchos países… lo peor de un ser humano es NO ESTAR EN LA ROSCA y a los que están le importan un comino los que no están…no se si Julio Sanches Cristo sea una buena o mala persona, me encantan sus programas y su desenfado para hablar…. no se si otros muchos sean bueno o malos… pero como dijo Martin Luter King no me asusta la gente mala, me asustan los buenos que creyéndose buenos no hacen nada para parar el mal del mundo….

  2. me encanto este documento de Salud y es que le dijo unas cuantas verdades a JULITO cuando es mas importante un portatil en un taxi perdido que los atropellos no solo de los terroristas si no tambien de la fuerza publica y los actos de corrupcion que ya son incontables.

  3. Usted SEÑORA Periodista Salud Hernandez MORA, es valiente, clara y sin TAPUJOS, JULITO SANCHEZ CRISTO, es un ENMERMELADO IRREVERENTE, el poder le fascina y LO ARRODILLA con las migas que le llegan del DICTADOR PINOCHO SANTOS y SU RECUA DE MINISTROS DEL GOBIERNO peor en la HISTORIA DE LA VIDA REPUBLICANA de COLOMBIA, TAPAN SIN ETICA O CONCIENCIA de los secuestros de segunda o tercera, NO LES IMPORTA, le prestan oidos y espacio a los corrillos ROSA de las artistas, modelos, y AMANTES DE LOS FAMOSOS que esta TRAGEDIA que padecen los colombianos en ZONAS ALEJADAS y ya dominadas por estos ASESINOS DE LA GUERRI(LLA DE LA FARC-ISIS y los distintos brazaletes que usan según EL ASALTO O ATROPELLO QUE COMETAN en esas alejadas tierras de COLOMBIA. EL helicóptero, los ofiales de la marina asesinados por LAFARC, son miserable y cobardemente tapados y SILENCIO EN SUS TUMBAS y VILLEGUITAS SOLO DICE QUE esos asesinatos están dentro del PROCOLO DE LA HABANA. sólo un IMBÉCIL sale con ese DESPROPÓSITO INHUMANO Y CANALLA.

  4. Inexplicable la desidia de este gobierno con los secuestrados que no son de su cuerda. Todos y cada uno de los colombianos tenemos el derecho a una vida libre, llena de oportunidades dignas. La inequidad engendra violencia. Vivienda y educación de fácil acceso. Salarios justos y ajustados a la verdadera realidad del país.

  5. Julio sanches cristo, calvo maricon narciso y arrodillado. No sirve para nada este personajillo es puro cuento que tiene tantos oyentes.

  6. En verdad es un periodista condicionado. Esperemos a ver cuántas de las solicitudes que le hizo la sra. Salud, él atiende aunque solo sea por aparentar que le interesa el dolor ajeno.0

  7. Señora Hernández, que franqueza tiene ud,seguro que sus acertados comentarios si llaman la atención de los protagonista mencionados.
    Los integrantes de este gobierno y los periodistas mermelados tendrán comentarios que decir aunque con la seguridad de que los millones de colombianos no le vamos a creer sus justficaciones absurdas sobre el proceso de la Habana.
    Por todas estas letrinas podridas y familia y yo votamos NO a este aborto de proceso de paz.
    Yo quiero la paz para mi Colombia sin impunidad de crimenes de lesa humanidad.

  8. Una de los mas inmorales lástres que cargamos los colombianos es el respetuoso miedo que tenemos para cantarles las verdades a los corruptos enmermelados, por duerte de vez en cuando hay una persona como Salud Hernández qu sin tapujos le canta la verdad al que carga la hipocrecía para conseguir favores!

Deja un comentario