Parte del derroche del gobierno: Álvaro Uribe

uribe

De acuerdo con su solicitud de estudiar el despilfarro de este gobierno, se revisaron los contratos publicados en el Sistema Electrónico de Contratación Pública – SECOP del Departamento Administrativo de la Presidencia de la República – DAPRE para el periodo 2011-2017. A continuación le enviamos lo destacable y se adjunta cuadro con ejemplos de los gastos suntuosos año por año.

La contratación directa del DAPRE ha tenido un crecimiento exponencial desde la llegada de Santos a la Presidencia: se pasó de contratar $292 millones en 2010 bajo esta modalidad a $41.374 millones en 2017.
La contratación directa tiene una tendencia a aumentar en épocas electorales. En 2013, en vísperas de elecciones al Congreso y a la Presidencia de la República, el monto que se asignó bajo esta modalidad creció 128% anual. Lo mismo ocurrió en 2016, año en el que se realizó el Plebiscito, cuando se asignaron 10 veces más recursos bajo esta modalidad con respecto al 2015.

Entre 2011 y 2017, se adjudicaron más de $328 mil millones mediante contratación directa (22% del total), siendo así la segunda modalidad a través de la cual se han asignado más recursos. Entretanto, solo el 9% del total de recursos contratados se realizaron mediante procesos licitatorios.

En nombre de la paz van a quebrar al país. Entre 2016 y 2017 contrataron más de $450 mil millones a través del Fondo de Programas Especiales para la Paz. La mayoría de estos contratos tienen por objeto la adecuación, mantenimiento, servicio de alimentación y de salud de las zonas veredales donde están concentradas las FARC.

En solo 2017 contrataron más de $1.000 millones por concepto de asesoría para la estrategia de comunicaciones del presidente Santos.

El costo de mantenimiento y adecuación de las casas presidenciales ha tenido un crecimiento abrupto. En el 2010, los gastos por este concepto fueron de $1.685 millones, mientras que en 2017 más que se cuadruplicaron y ascendieron a $6.991 millones.
El 2017 fue el año con mayor valor contratado para el desarrollo y logística de eventos de la Presidencia de la República, por $36.257 millones. Así mismo, se contrató una costosa iluminación navideña por más de $223 millones.
En 2011 y 2014 se contrataron más de $300 millones en arreglos florales de las casas privadas del Presidente y Vicepresidente de la República.
El 2016 fue el año de mayor gasto en adecuaciones y mantenimiento de las casas presidenciales, por un total de $7.890 millones.
Entre 2012 y 2017, el costo por concepto de restauración de las lámparas de Baccarat de la Casa de Nariño más que se duplicó al pasar de $33,8 millones a $93 millones, respectivamente.
Mientras por un lado el gobierno derrocha, por el otro recorta su gasto en inversión.

Reducción del gasto de inversión Vs. Aumento del gasto de personal y generales. Por tercer año consecutivo el presupuesto de inversión se recorta. Para 2018 éste disminuirá en 3,5% anual, descendiendo a $39,9 billones, equivalente al 4% del PIB, nivel cercano al de 2006, mientras que los gastos de personal y generales no paran de crecer y lo harán en 6% anual.
Afectación de la inversión en sectores clave de la economía. Para 2018 los presupuestos de inversión en las ramas de actividad agropecuaria, comercio e industria, ambiente, transporte, ciencia y tecnología se recortarán en tasas que oscilan entre el 12% y el 26% anual.
Afectación de la inversión en todas las regiones del país . Para 2018 los presupuestos de inversión en Bogotá, Atlántico, Cesar, Huila, Caquetá tendrán reducciones mayores al 20% anual.
Desfinanciamiento del sector de salud. A pesar de que los colombianos perciben la salud como uno de los principales problemas del país, no fue una prioridad para este gobierno y su presupuesto para 2018 tendrá un déficit de alrededor de los $3,8 billones.
Burocracia constante del gobierno. El número de cargos de la rama ejecutiva pasó de 54.921 en 2010 a 74.814 en 2018.
En particular, para 2018, en la rama ejecutiva, el número de cargos se incrementa en 6.961 y su costo lo hace en 15%. Así mismo, los funcionarios asociados al sistema de transferencias aumentan en 6.172 y su costo en 8%. Los sectores del ejecutivo donde se presentan mayores crecimientos en el número de cargos son: Inclusión Social y Reconciliación, Hacienda, Justicia, Agropecuario y Comunicaciones.

Mayor percepción ciudadana de ineficiencia y derroche presupuestal del gobierno. Según el ranking de competitividad global del Foro Económico Mundial, Colombia pasó de la posición 80 en 2009-2010 a la 129 en 2017-2018 en eficiencia del gasto del gobierno.

Álvaro Uribe Vélez. 

5 de enero de 2018.

Anuncios

Deja un comentario