El plan del comisionado de Santos y de las FARC para acabar con la Seguridad Democrática de Álvaro Uribe

sergio jaramillo

Quien fuera la mano derecha de Juan Manuel Santos mientras fue ministro de defensa de Álvaro Uribe ha sido uno de los autores de la entrega de Colombia al narcoterrorismo.

El abogado Abelardo de la Espriella explica en su columna del diario El Heraldo que “Sergio Jaramillo, nuestro flamante comisionado de paz, es un hombre que toda su vida ha militado en las causas de la izquierda.

El doctor Jaramillo (tiene doctorado) empezó su ‘rutilante’ carrera como director de la Fundación Ideas para la Paz.

Posteriormente fue designado como viceministro de Defensa por Juan Manuel Santos, a la sazón titular de esa cartera, durante el gobierno del expresidente Uribe.

Un funcionario ubicado a ese lado del espectro ideológico obviamente no era el indicado para coadministrar la política de seguridad democrática.

Este era el plan: fabricar una herramienta que les sirviera a las organizaciones de extrema izquierda para desacreditar la política de seguridad democrática, al tiempo que ambientara el camino para el proceso de paz con la guerrilla.

Por cuenta de los falsos positivos, muchos oficiales fueron defenestrados, la mayoría de los cuales no resultaron condenados.

La idea era sacar a los verdaderamente antisubversivos y equiparar a los que delinquieron con los terroristas, para obligar a una salida negociada del conflicto, tal cual está pasando hoy.

5 de marzo de 2017.

Anuncios

4 comentarios

  1. COLOMBIANOS ES HORA DE DESPERTAR HASTA EL MOMENTO HEMOS ESTADO CIEGOS X LOS POLITICOS CON LA MISMA MAQUINARIA QUE HACE TANTO DAÑO AL PERSONAL DE APIE,COMISIONADO DE ESQUIERDA,GENERALES DE DUDOSA CONDUCTA ASI TENGAN LA MEJOR HOJA DE VIDA PERO,PORQUE NO LE EXPLICAN AL PUEBLO CON LOS NEXOS CON CARTELES DE LOS SOLES PORQUE CUANDO EL RIO SUENA ES PORQUE LO HAY LO HAY?

  2. Si así empezaron todos estos izquierdosos, en los anteriores Gobiernos, incluyendo claro en el Gobierno del Presidente Uribe. Empezaron lagartiando puestos y metiéndose poquito a poco, hasta que se metieron de lleno, y veanlos ahí. Ya metidos y no les da pena, ya si caretas, sin mascaras, lograron lo que querían. Y el pueblo mudo. Vamos a ver hasta cuándo. Tenemos que reaccionar. O si no. 2a Venezuela.

  3. Los siete años en la Habana invertidos en pulir el macabro plan han sido tan excelentemente aprovechados por el traidor y su recua de bandidos que el fruto más apetitoso es la indiferencia absoluta del pueblo colombiano, pues no reaccionamos ante cada hecho perverso que sale a la luz por parte de los siniestros personajes del cartel de la paz.

Deja un comentario