Fernando Londoño explica cómo fue la trampa que hizo Juan Manuel Santos para quedarse con la presidencia

Presidente Santos en dónde está la plata de la energía

Lo que acaba de probarse, pues que sabido lo teníamos, es peor, en mucho, que Watergate. Y entre otras cosas lo hace peor la conducta inadmisible e incomprensible de los medios de comunicación que no han dicho palabra, ni mostrado imagen ni escrito letra sobre lo ocurrido.

Columna de Fernando Londoño Hoyos publicada en Periodismo Sin Fronteras el 14 de noviembre de 2016

Recuerde lector querido, que se avecinaba la segunda vuelta electoral del año 2014, para elegir Presidente de la República. Oscar Iván Zuluaga había ganado la primera con más de medio millón de votos de ventaja y las cosas pintaban muy mal para don Juanpa, como querían que lo llamaran. Algo grave iba a suceder, lo presentíamos, cuando apareció el gigantesco escándalo del “hacker”.

La acusación de la Fiscalía, multiplicada hasta extremos inauditos por los enmermelados medios de comunicación, consistía en que la campaña de Zuluaga, con el Presidente Uribe a la cabeza, había contratado a un tal Sepúlveda, un ilustre y desconocido pobre diablo, que había trabajado para el combo de Santos, nada menos que para interceptar las conversaciones de La Habana y por ese camino desprestigiarlas ante la opinión.

El tema de fondo no valía la pena, porque esas conversaciones se desprestigian solas y nada puede sacarse oyendo en secreto conversaciones de aquellos criminales, o discusiones de De La Calle, quién sabrá con quién, y quién sabe para qué.

Fotografía: El almirante Echandía, Juan Carlos Pinzón (hoy embajador de Colombia en USA) y Juan Manuel Santos

Pero el envoltorio de la noticia era horripilante. Zuluaga, Uribe y la campaña quedaban ante la opinión como orquesta de bandidos despreciables, tramposos, canallas. Y la cosa iba tan en serio, que empezaron a llover declaraciones y providencias del Fiscal General de la Nación contra Zuluaga y sus compañeros de expedición. Luis Alfonso Hoyos y David Zuluaga, los directores ejecutivos y confidentes y consejeros del candidato, salieron del país antes de que los metieran a un calabozo de la Fiscalía. Oscar Iván se mantuvo, pero obviamente no fue otra vez el mismo. Lento, inseguro, desconcentrado, así lució en las últimas semanas del proceso electoral.

Y Santos ganó, por esa circunstancia en parte y por la ayuda del fraude en la Registraduría, por la otra. Por eso tenemos ese Presidente y por eso el país va como va, derrotado, empobrecido, corrompido, sin guía, sin norte, sin fe en su destino.

Pues como no hay mejor juez de las verdades que el tiempo, aparece ahora nadie menos que el Director del CTI, el verdugo ejecutor de esta canallada, contando la verdad. Y la contó ante la Corte Suprema de Justicia y bajo la gravedad del juramento. Y por Quintana hemos tenido la prueba que podía faltar. El Almirante Echandía, el mismo que armó la trampa contra el Almirante Arango Bacci, contrató a Sepúlveda y a sus dos compinches para infiltrar la campaña de Oscar Iván Zuluaga. Y semejante asunto es el que se calla.

El Almirante Echandía no tuvo más remedio que salir a la palestra, pero más le hubiera valido mantenerse en su escondite. Nada dijo de lo sustantivo y solo se defendió, palabra contra palabra, de la oferta que le hizo a Quintana para no recordar ante la Corte cosas tan feas. De esas cosas, del invento del hácker para perseguir al uribismo y ganar la presidencia, ni una palabra. Entre otras, porque Quintana sabe lo que dice y tiene cómo probar lo que dice.

¿Cómo le va a salir a Echandía su historieta, cuando se pruebe que contrató y pagó los servicios del español y del ecuatoriano que reclutó para acompañar a Sepúlveda? Pero no se preocupen. La gran prensa hará lo que mejor sabe, es decir, callar y tapar. Y siguen creyendo que lo que no se lea en El Tiempo ni se oiga en Caracol, es como si no existiera. Pero tal vez no. Por creer lo que siguen creyendo perdieron el Plebiscito y nos parece que van a perder mucho más. Hasta este feo asunto de Echandía y su gran jefe, un tal Juan Manuel Santos. Como dicen por ahí, ¡ojo al parche!

 

30 comments

  1. Pero se cumple la sentencia popular “DIOS NO CASTIGA NI CON PALO NI CON REJO PERO SI CON SEVERIDAD” y ya le empezo su castigo, es despreciado y odiado por mas del 80% de los colombianos,nadie le cree,la mayoria pide que renuncie,lo chiflan donde se presenta,no lo respetan lo tratan como a un pelele un criminal le endilgan toda clase se epitetos y palabras impublicables es decir no vale nada y ahora le toca sufir por enfermedad gravisima,a nadie se le debe desear el mal pero lahora esta pagando todas sus bellaquerias juntas.

    Me gusta

  2. Nada hay oculto entre cielo y tierra y el que mal actua mal termina y aqui en la tierra se podra reir y manejar las cosas a su antojo pero de la justicia divina no escapara. Dios tenga misericordia de nuestro pais.

    Me gusta

  3. Pero con Trump de presidente arriba va a ver un cambiazo en la politica y la moneda, Santos y Peñalosa se van para el carajo. Trump no es el mismo Trump de antes, nos lo cambiaron para bien. Ya arremetió contra la cabeza, contra la banca mundial iluminati y se van para el suelo, pues Trump´esta muy bien custodiado y apoyado con lo mejorcito en defensa y si matan a un Trump, vienen otros Trumps a reemplazarlo, esto esta manejado por lo alto. El verdadero esta muy bien custodiado.

    Me gusta

  4. Todo esto y muchas verdades saldran a la luz .como Generales,Coroneles,soldados y Policias que estan en la CARCEL por culpa de Pinocho Santos y la farc con falsos textimonios…Echandia ,Montealegre,Jaramillo y Juanpa son los principales en estos casos….

    Me gusta

  5. Y con el incauto Mockus en la campaña electoral que le ganó Santos, tambien hubo una guerra sucia contra este folclorico candidato. Santos y Uribe lo hicieron aparecer, ante la opinión publica, despues de ganar la primera vuelta, como un caballo loco y con otras artimañas los derrotaron. Lo absurdo es que despues de esta guerra sucia, Mockus se entregó a los brazos de Santos, donde reposa actualmente.

    Me gusta

  6. Desprestigiado,repudiado por la mayoría de los colombianos sólo le queda hacer lo que es su fuerte:vivir de la mentira,el engaño y la traicion.Santiago,su apodo guerrillero, logro infiltrar el gobierno de Uribe para llegar,sin mérito alguno,a la presidencia;dispuesto,claro está a entregar al pueblo colombiano a sus camaradas.

    Me gusta

    • un presidente esta para gobernar honestamente con el pueblo q no se haga nada a escondidas, pero este presidente carece de lo más mínimo q es gestionar bíen los problemas del pueblo, no se puede traicionar la confianza de un pueblo q necesita ayua y no sabes quién pedirla estan solos fuera esa escoria q se esta aprovechando de todo, fura y dentro del país

      Me gusta

  7. Ojalá tuviéramos unos periodistas investigativos bien acusiosos, que lograran llegar al fondo de este entramado complot para desenmascarar de una buena vez a ese corrupto que se robó las elecciones, para poder facilitar la llegada del terrorismo al gobierno.

    Me gusta

  8. Moral, ética y por el bien de la Patria Colombiana, martirizada por más de 50 años por los esbirros del comunismo, don Juanpa “Alias Santiago”, de comprobarse tal aberración conductal, debe renunciar al cargo. Indignante en sumo grado tal felonía.

    Me gusta

  9. Santos se hizo elegir con un “plan Perfecto ” para cometer el “robo del siglo” (bonanza petrolera, Reficar, Isagen, etc” y la farsa de La Paz es la pantalla de distracción, con este objetivo compro la prensa, congreso y politicos

    Me gusta

  10. Ya sabemos todos lo que hizo. Ya, sale y vale, pero no podemos dejar que continué haciendo de las suyas. Unamos nuestras voces para que salga.Manifestemonos.

    Me gusta

  11. De mi parte sigo preguntándome,como es posible que un presidente como Juan Manuel Santos, luego de conocerse todo los delitos, porque son delitos lo que ha hecho una y otra vez para hacerse a la presidencia de la República, continúe siendolo? Ha delinquido y, por mucho presidente que sea no tiene licencia para ello. Su traición primero a Álvaro Uribe y luego al pueblo Colombiano como infiltrado de las farc no podía truncarse, por ello cuando vio que Oscar Ivan Zuluaga lo derrotaría le armó la tramoya como antes lo había hecho contra el Almirante Gabriel Arango Bacci a quien la Corte Suprema de Justicia lo absolvió Finalmente ordenando compulsar copias contra Juan Manuel Santos…Por indigno e ilegítimo no debe estar en el poder…Así de sencillo es…

    Me gusta

  12. Estamos cometiendo un agravioso error, el estar otorgando ese epíteto de presidente, no sigamos cayendo en la trampa, sabemos que no se lo merece, hay que tratarlo de lo que es, es un……. me las ahorro, todos los sabemos, la clase de alimaña que ha nacido en este país

    Me gusta

  13. Si los comentarios no fueran todos enfocados a favor de Uribe y sus secuaces, hasta estaria de acuerdo con laayoria de ustedes, pero es que Santos y Uribe son lo peor que la ha pasado a Colombia Dios nos guarde porque estamos jodidos.

    Me gusta

  14. Hay votos sinceros, otros no tantos; pero votos. La elección popular no garantiza la selección de los más honrados; en el tercer mundo prima la componenda en casi todas las facciones. También pulula la envidia y
    la calumnia. Ni siquiera en ciencia matematizable se puede creer a cualquier Ph.D. que exponga algo. Mucho ojo con la injuria.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s