Defensa de bandidos

alvaro prada

En medio de la creciente inseguridad permitida por el Gobierno Santos, que nos devolvió a los niveles del año 2002, los colombianos quedamos sorprendidos con la declaración de mindefensa donde sin argumentos busca limitar el uso de las redes sociales. 

Columna de Álvaro Hernán Prada

Diario del Huila

18 de abril de 2016.

Un desacierto más, copiado de Diosdado Cabello, el encargado de encarcelar y torturar twiteros en Venezuela por oponerse a la dictadura. Villegas quiere hacer lo mismo y ya pidió al director de la  Policía que amenace por sus redes sociales la libertad de expresión de la ciudadanía inconforme. En cambio, los terroristas de las FARC y el ELN tienen cuentas desde las que intimidan a los colombianos, pero a ellos no los censura, los apoya.

Su nombramiento fue presionado desde el secretariado terrorista y sus voceros, motivados por el rechazo a Juan Carlos Pinzón, anterior Ministro de Defensa, que a pesar de seguir las instrucciones de Santos, no defendía ni justificaba el pensamiento guerrillero ni sus atrocidades. Tiene una pésima relación con los militares, a la policía la dejó a la deriva en la mayor crisis institucional, luego de mantener al General Palomino a pesar de las graves acusaciones y de amenazar al estilo mafioso al general Martínez para que presentara su retiro. Las malas relaciones no paran ahí, varios de los asesores han renunciado porque no soportan sus malos tratos y groserías.

Su tarea es garantizar la disminución y repliegue progresivo de la Fuerza Pública. Recordemos algunos desaciertos de  quien  llama “retención” al  secuestro,  “incidente” a los atentados terroristas y justifica  atentados.

Uno de los peores, fue la complicidad con el ELN tras la liberación de Ramón José Cabrales, cuya extorsión fue negociada entre el Gobierno y sus secuestradores para reducir el monto. El Ministro dijo que se trataba de un “gesto de paz”, cuando se trató de un crimen.

El más grave, prohibió el uso de las armas a quienes tienen permiso para defenderse, mientras limitó a la fuerza pública en su obligación de preservar el orden y garantizar la seguridad en todo el territorio nacional, para que llegaran las farc armados a realizar proselitismo armado al Caquetá, Meta, Guajira, Cauca y Putumayo.  Luego salió a mostrar una falsa indignación ante los medios, pero avaló una nueva visita que llamaron “pedagógica” y no fue más que una violación a los derechos de la comunidad en Buenos Aires (Cauca),  donde las farc en supuesto cese unilateral asesino a 11 militares.

El pasado 10 de abril se llevó a cabo una caravana desde Valledupar hasta Conejo,  lo denunciamos a través de las redes sociales, pero el Ministro de Defensa no se pronunció. Una vez más ordenó un despeje intermunicipal, mientras las bacrim atemorizan para buscar beneficios como sus socios en la criminalidad. Renuncie ministro!

Deja un comentario