Víctimas, la burla de Santos

Captura de pantalla 2015-12-25 a la(s) 7.40.46 p.m.

Desde que empezaron los diálogos con el grupo terrorista Farc, el Gobierno decidió que el centro del valor mediático de los acuerdos serían las víctimas,  instrumentalizándolas para manipular a los colombianos.

Columna del representante Álvaro Hernán Prada publicada en el Diario del Huila

La palabra víctima viene del latín y significa destinado al sacrificio. Triste significado  asumido por Santos al copiar el lenguaje  de las Farc, dándole la posibilidad a los victimarios de escoger sus víctimas y de esconder su responsabilidad en “el conflicto armado”, adoptado por el gobierno para evitarles contar la verdad, someterse a la Justicia, repararlas  y dejándolas expuestas a repetir otra vez su dolor.

En el congreso el pasado  9 de abril, la Senadora Sofía Gaviria se refirió a un caso  doloroso. Se trata de Alicia Guillón, víctima de desplazamiento forzado en el departamento del Meta, quien vio cómo la guerrilla terrorista de las Farc asesinó a sus hijos: un niño de 5 añitos en una toma guerrillera en San Juan de Arama, una niña de 15 años en Piñalito porque no quiso dejarse reclutar. El siguiente hijo no pudo escapar y fue reclutado.

En medio de su dolor, Alicia fue de pueblo en pueblo porque sus escasos recursos no le permitían huir para Bogotá, así que mandó a su cuarta hija de 11 años, donde la guerrilla también la encontró y la asesinó. En sus intentos desesperados por encontrar a su hijo reclutado, se enfrentó a cabecillas de diferentes frentes, quienes la amenazaron para que nunca en su vida volviera a buscarlo. Esta madre a quien los terroristas de las Farc le han arrebatado todo, dice “yo volví a empezar de cero, como si hubiera venido al mundo por primera vez, pero esta vez con un dolor inmenso y la tristeza de que los guerrilleros están bien en La Habana y a mí la Unidad de Víctimas no me ha ayudado, a pesar de perderlo todo”, y se pregunta: “ ¿por qué ellos me eligieron a mí para acabarme la vida, si yo no soy nadie y no tenía nada del otro mundo, solo mis hijos, mi casita y mis animales?” El caso de Alicia representa el de millones de colombianos indignados al ver como el gobierno entrega la Patria a sus verdugos que hoy posan de victimas y con ese estatus piensan apoderarse de más tierras con la ley de restitución, de la justicia con el tribunal de paz, de las fuerzas militares que ya empezaron a desmembrar y de la democracia con las ventajas entregadas por santos.

Si queremos paz, hay que corregir los errores. El Estado debe proteger los derechos de las victimas independiente de quien sea el agresor. No incentivar el delito, reconocer los crímenes que han cometido las Farc y el Eln,  y dejar de distorsionar la memoria histórica. Exigir justicia con cárcel, obligarlos a contar la verdad y a reparar con su fortuna; impedir su elegibilidad y dejar de imponerles a las víctimas la reconciliación con sus victimarios.

Anuncios

3 comentarios

  1. El gobierno de Santos le tiene miedo a la opinión de los colombianos por las redes sociales, ahora las quiere amordazar, como la gran prensa y a los periodistas los tiene comprados, ahora con las redes sociales quiere hacer lo mismo, muchas personas no se han dado cuenta que vamos para el comunismo

  2. Esto no es alucion al terrorismo, soy ademas de familia militar, victima del terrorismo de las FARC, un hijo, un hermano, un sobrino, y ahorita casi me asesinan otro hijo que tengo en policial que ya es jefe,Sera que tendré el derecho de expresarme como me de la puta gana de estos criminales narcotraficantes, y un Gobierno arrodillado que demande en dias pasados, pertenezco al programa de víctimas de la violencia,y pienso que no nos queda mas que apoyar al paramilitarismo, ya que el Ejército y el Gobierno no son capaz de defender nuestras vidas, vienes y honrra como reza la carta magna la cual hemos y estaremos defendiendo,hasta el ultimo dia de nuestras vidas y seguiremos combatiendo.

Deja un comentario