Bandas criminales se consolidan como terroristas para lograr beneficios del gobierno

 

carro

Como parece que Santos solo favorece a los más grandes criminales de Colombia, el Clan Úsuga y las Bacrim entraron en paro armado.

Mantienen aterrorizados a los colombianos.

En varios municipios del oriente y el norte del país no se puede ni siquiera salir de la casa.

En las carreteras de Antioquia es imposible transitar.

Los criminales del Clan Úsuga mantienen bloqueada la vía a la costa con carros particulares, tractomulas, taxis y motos quemadas. Algunos de estos vehículos significaban el sustento de muchas familias.

Los habitantes de la zona tienen orden de no abrir establecimientos comerciales, hospitales ni colegios. Tampoco puede haber ningún tipo de trasporte, ni siquiera urbano.

La misma situación viven los pobladores de varios municipios del departamento de Bolívar.

El senador Fernando Araujo denunció que en Achi, Bolívar, las personas deben estar dentro de sus casas por temor al de las Bacrim.

La comunidad denunció que esto mismo pasa en el municipio de Morindo, Córdoba.

31 de marzo de 2016.

Deja un comentario