Dictadores de América Latina se unen para respaldar a Lula

maduro y lula

El gobierno de Brasil enfrenta graves acusaciones de corrupción.

El expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, es investigado por lavado de dinero y corrupción en el caso de la petrolera Petrobras de propiedad pública de los brasileros.

Para evitar el enjuiciamiento de Lula, la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, nombro al expresidente como ministro de presidencia. Sin embargo, no ha podido posesionarse por orden judicial que busca evitar que Luiz Inácio Lula da Silva evada la justicia.

Pese a las multitudinarias marchas que exigen la salida de Rousseff del poder, Evo Morales, presidente de Bolivia, pidió que «algunos presidentes de Sudamérica deben hacer una reunión de emergencia de Unasur en Brasil, para defender la democracia en Brasil, para defender a Dilma, para defender la paz, para defender al compañero Lula y a todos los trabajadores”.

21 de marzo de 2016.

2 comentarios

Responder a jose antonio correa (@pachohombre) Cancelar respuesta