Álvaro Uribe: que privaticé otras -Telecom-, quise hacerlo con Isagén y ahora ¡me opongo!

Captura de pantalla 2016-01-10 a la(s) 1.14.05 p.m.

Isagén es un activo estratégico, de necesario control estatal, vendida casi por la mitad del costo de reposición y en contra de la ley de subastas.

El tema con otras entidades públicas es diferente.

Telecom estaba quebrada, no tenía con qué pagar la carga pensional, su mercado desaparecía por la competencia celular y se perdía el patrimonio nacional.

Vendimos el 49 %, sin fondos para el Gobierno, fue para salvar pensionados y con la intención de poner una talanquera a la pérdida del patrimonio público.

Las comunicaciones son estratégicas pero no así la empresa como lo ha demostrado el servicio.

La mayoría de las electrificadoras estaban en muy mal estado y con dominio clientelista.

La estatal Empresas Públicas de Medellín capitalizó a la Chec en Caldas y adquirió las de Santander, Norte y Quindío, además absorvió a la de Antioquia para unificar mercado y tarifas entre Medellín y el resto del departamento.

Los recursos quedaron para acueductos regionales en Antioquia.

El dinero de la segunda fase de la Chec se dejó para carreteras de ese departamento y para AeroPalestina, hoy en el olvido.

Con las gobernaciones de Santander y Norte hubo acuerdo, se beneficiaron ambas y la de Santander aumentó bastante su participación accionaria.

El dinero del Quindío se dejó para el acueducto regional, también olvidado.

La del Meta se mejoró sustancialmente pero no se vendió.

Se pagó una deuda superior a medio billón a un generador para sanear a la electrificadora de Boyacá. No se vendió porque no se realizó el acuerdo para que el departamento y los municipios fueran socios. El actual Gobierno la vendió un 28 de diciembre, de manera sigilosa, sin participación del departamento ni de los municipios.

HidroPrado en el Tolima quedó de propiedad de los trabajadores.

Y algo idéntico hicimos con hidroeléctricas pequeñas de Centrales del Cauca.

Ecogas iba muy mal, con un gran gerente santandereano se puso en condiciones que permitieron venderla bien. Es una comercializadora de gas, en lo cual hay muchas opciones, por eso es activo no estratégico. El Gobierno actual, ha estancado compensaciones como la doble calzada Bucaramanga-Cúcuta.

Vendimos los bancos intervenidos a un excelente precio que no se habría logrado de haber esperado la crisis mundial de 2008.

Habían sido rescatados con dinero de los contribuyentes, que la venta recuperó con creces.

Medio millón de colombianos compraron alrededor del 10 % de Ecopetrol.

La empresa se capitalizó, el Gobierno no tocó el dinero.

La empresa pasó de invertir 500 millones de dólares al año a más de 10 mil millones de dólares.

Ahí está la refinería de Cartagena.

Hoy miramos con tristeza el dramático panorama de Ecopetrol, que fue endeudada para pagar dividendos, especialmente al Gobierno Nacional, su mayor socio.

Además afectada por la violencia silenciosa que el año pasado permitió que Colombia solamente explorará menos de 30 pozos, cuando deberíamos haber pasado los 150.

16 de enero de 2016.

2 comentarios

  1. Señores oiganoticias. Últimamente los he estado leyendo bastante. Me gustan sus noticias, muchas han sido temas que otros medios no hacen ver. Con respecto a esta, la verdad he quedado confundido, el título parece estar mal redactado. Por tal razón no la he compartido por las redes sociales, porque el título se presta a confusión. Les agradecería me respondan.

Deja un comentario