Más de año y medio de retrasos y $ 21 mil millones de pesos perdidos en Bogotá

Estacion transmilenio Pepe Sierra

La administración de Gustavo Petro anunció la ampliación de las estaciones de Transmilenio: Calle 127, Calle 146, Mazurén y Toberín en diciembre de 2013. Casi 3 años después, no se ha hecho ni la primera entrega.

Ni la administración Petro ni la Peñalosa han respondido a los ciudadanos por las obras de mejoramiento del sistema que inicialmente costarían $ 38 mil millones de pesos.

La alcaldía había anunciado en enero de 2014 que la primera etapa del proyecto sería “la implantación de un vagón unidireccional en la estación Mazurén y nueva estación bidireccional ubicada en el costado sur del puente peatonal existente en la actual estación de Toberín”, estaría lista en diciembre de 2014.

Pero a finales de julio de 2016, ya se pueden ver avances en la construcción, pero no se ha entregado ni un vagón de esta obra que tiene un presupuesto inicial de $ 17 mil 300 millones de pesos.

La segunda parte, y la más preocupante, es la intervención de las estaciones Pepe Sierra y Calle 127 con el contrato 1638 de 2013.

Según la alcaldía, “la construcción de un nuevo vagón en el costado sur de la estación Pepe Sierra y un retorno operacional en el mismo costado y la construcción de un nuevo vagón bidireccional en el costado sur de la Estación Calle 127” estaría lista en la primera semana de 2015.

Año y medio después, ni si quiera han comenzado obra en las estaciones. ¿En dónde están los $ 21 mil millones de pesos que costaba esta segunda parte?

28 de julio de 2016.

Anuncios

Deja un comentario